El mayor cementerio de aviones

El sitio se extiende sobre 1.300 hectáreas, en donde cabrían 1.430 campos de fútbol.

La base aérea de Estados Unidos Davis-Monthan es conocida como el “Deshuesadero”, pero su nombre oficial es “Grupo 309 Aeroespacial de Mantenimiento y Regeneración” (AMARG, por sus cifras en inglés) y tiene la reputación de ser el cementerio de aviones más grande del mundo.

Ubicada en Tucson, Arizona, la base se extiende sobre 1.300 hectáreas, en donde cabrían 1.430 campos de fútbol, y ahí reposan más de 4.000 aviones fuera de servicio, que incluyen a casi todos los modelos de aviones que las fuerzas armadas estadounidenses han operado desde la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, por primera vez, una serie de imágenes de satélite de alta resolución de este cementerio han sido publicadas por la aplicación Google Earth, del buscador de internet Google.

Las imágenes muestran con gran lujo de detalles la enorme variedad de modelos de aviones que ahí se encuentran.

Entre ellos destacan los bombarderos B-52 de la época de la Guerra Fría, que fueron retirados en la década de 1990, bajo los términos del tratado de desarme SALT firmado por Washington y Moscú.

También hay decenas de aviones de combate F-14 que fueron retirados por la Marina en 2006 y que aparecen en la película de Hollywood “Top Gun”.

El sitio y los aviones son estrellas de cine

El Deshuesadero ha sido mostrado también en una serie de películas recientes, siendo la más famosa: “Transformers: Revenge of the Fallen”.

Ubicado en Tucson, Arizona, el lugar comenzó a ser habilitado poco después de la Segunda Guerra Mundial.

El sitio fue seleccionado por su altura sobre el nivel del mar y por las condiciones áridas del clima, lo que permite que los aviones pueden permanecer a la intemperie sin deteriorarse demasiado rápido.

AMARG es un gigantesco centro industrial que maneja un inventario de más de 4.200 aviones y que se dedica a restaurar aeronaves y las vuelve aptas para surcar de nuevo los cielos, o para ser enviadas a otros lugares.

Funcionarios en la base dicen que las partes y las refacciones que de ahí se obtienen, convierten cada dólar de los contribuyentes en 11 dólares.

Vía