Sismólogos aún esperan réplica mayor a siete grados

Expertos señalan que los sismos de ayer son “normales” tras un terremoto de 8,8 y que nuevos eventos se concentrarán durante los próximos dos meses o más.

Junto con calificar de “normales” la serie de fuertes sismos posterremoto ocurridas al mediodía de ayer, sismólogos del Departamento de Geofísica la Universidad de Chile señalaron que, de acuerdo a la evidencia científica, aún es “esperable” la ocurrencia de una réplica mayor a los 7 grados Richter.

Es decir, la llamada “gran réplica” aún no se produce, pero la que viene no será de la fuerza del evento de febrero.

El sismólogo de la Universidad de Chile Mario Pardo comentó que la gran réplica esperada “no fue ésta”, dijo.

“El sismo más fuerte de hoy (ayer) fue de 6,9 grados Richter. No han ocurrido réplicas mayores a siete grados y es esperable que ocurra una o más (mayores a siete grados) dentro de un período que puede ser pronto o extenderse por varios meses, incluso años”, agregó.

Pardo, en todo caso, recordó que tras el terremoto de 7,3 grados del 3 de marzo de 1985, le siguieron dos fuertes réplicas, siendo la del 9 de abril siguiente la que alcanzó 7,2 grados.

El experto añadió que la zona donde no se puede descartar la ocurrencia de otra fuerte réplica corresponde a la misma donde se produjo la ruptura de febrero, es decir, dentro del territorio comprendido entre San Antonio y Lebu.

Jaime Campos, también sismólogo de la Universidad de Chile, detalló a radio Cooperativa que las zonas más vulnerables son los bordes y el centro de la zona afectada en el evento de febrero.

“Tratando de explicar éstos sin generar alarma, tenemos que hacernos la idea que durantes uno o dos meses vamos a estar sintiendo réplicas sensibles para la población”, comentó Campos.

Al igual que de Pardo, Campos añadió que conforme pase el tiempo las réplicas van a ir disminuyendo en intensidad y frecuencia entre las cuales, “muy pocas, se pueden producir movimientos más fuertes”.

A su vez, los expertos descartaron que la fuerte réplica que aún se espera en la zona centro-sur de Chile vaya a tener magnitudes similares a las del megaterremoto de febrero pasado.

Al igual que en Chile, el 3 de marzo de 1985, un terremotó sacudió a México. Ocurrió el 19 de septiembre de ese año, alcanzó los 8,1 grados y tuvo una fuerte réplica de 7,3 grados al día siguiente.

Otro gran evento telúrico afectó a la zona índica el 26 de diciembre de 2004: a los 9,1 grados del megaterremoto, le siguió dos días después una gran réplica de 8,7 grados Richter.

Vía