La mayor colección de dinosaurios del mundo está en Madrid

Con más de 43 fósiles originales, la fundación ‘La Caixa’ expone en Madrid piezas sorprendentemente completas | Son la principal pista para conocer más de cerca a los dinosaurios, que habitaron la Tierra durante 160 millones de años

La Fundación ‘la Caixa’ ha presentado en Madrid la mayor colección de dinosaurios del mundo con 43 piezas fósiles originales, halladas en las diversas expediciones que el aventurero Roy Chapman Andres realizó en Mongolia en torno a 1920, y que estará expuesta hasta enero de 2011.

Esta exposición, Dinosaurios. Tesoros del desierto de Gobi, cuenta con esqueletos de los dinosaurios mejor conservados del mundo 87 años después de su descubrimiento. En concreto, 13 de ellos están totalmente completos y pertenecen a ejemplares como los Tarbosaurus, unos súper depredadores que alcanzaban los 4,5 toneladas de peso y que están relacionados con especies como los Tyrannosaurus rex o los Gallimimus, rápidos corredores tomados como iconos en diversas películas.

Además, entre los hallazgos expuestos figuran los restos fosilizados de un embrión de Oviraptor, un ejemplar único en el mundo, así como nidos de huevos y un esqueleto completo perteneciente a un adulto.

A la presentación de la misma han acudido, el director del Centro de Paleontología del a Academia del a Ciencia de Mongolia y comisario de la exposición, Rinchen Barsbold; el catedrátigo de Pelontología del a Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Sanz; y el director del Area de Ciencia, Ivestigación y Medio Ambiente del a Fundación ‘la Caixa’, Enric Banda.

Los dinosaurios dominaron la Tierra durante más de 160 millones de años y desaparecieron hace 65 en su estadio más avanzado de evolución. Los hallazgos de restos fósiles son la principal pista para conocer cómo eran, vivían y se comportaban estos animales del pasado.

Después de las primeras investigaciones en el desierto de Gobi, organizadas en la década de 1920 por el Museo de Historia Natural de Nueva York y la colaboración de personalidades como Rockefeller, Colgate y Henry Fairfield, un mecenas millonario con cargo en el museo y gran admirador de Darwin, el naturalista Roy Chapman recibió la propuesta de realizar una expedición a Asia Central para demostrar la teoría de Darwin sobre la evolución humana que acabó convirtiéndose, por casualidad, en una ‘caza del dinosaurio’.

Varias expediciones continuaron profundizando con éxito en las investigaciones paleontológicas, descubriendo nuevos hallazgos que despertaron el interés de investigadores de todo el mundo y convirtieron Mongolia en un lugar mítico para la paleontología.

Según el profesor Barsbold, que ha dedicado su vida al estudio de los fósiles de dinosaurios encontrados en el desierto de Gobi, “la colección de dinosaurios de Mongolia es de las más vastas y famosas del mundo, tanto por el número de hallazgos como por su rareza”.

Vía