La muñeca más famosa, la Barbie, planta a su novio Ken y se cambia de sexo

La muñeca Barbie se ha hecho mayor y ha decidido someterse a una operación de cambio de sexo. Al menos así ocurre en una provocadora exposición no apta para menores, “Invisibles: naturalezas transgresoras”, que la asociación de gays y lesbianas Decide-T ofrece a partir del miércoles en la sala Miguel Hernández de la Universidad de Alicante.
La artista Andrea Cano y el fotógrafo Manuel Antonio Velandia Mora han jugado con los miembros de Barbie, como si fueran piezas de mecano, para crear una nueva muñeca que dejará sin habla a su novio Ken: todas las curvas de su cuerpo estilizado, pero con genitales inequívocamente masculinos.
Como afirman sus propios creadores, se trata de una exposición llena de “barbies perversas y sexuadas, cuerpos travestis y transexuales” que representan a “esos otros hombres y mujeres que son deseos frustrados impregnados de consumismo”.
“Incluso para los juguetes, la diversidad es posible, incluyendo la sexual”, afirman los organizadores de la exposición, que con esta iniciativa quieren hacer un llamamiento al respeto adetodas las tendencias sexuales.