Un nevus gigante ocupa tres cuartas partes de su cara

Zhang tuvo dos hijos gemelos, pero totalmente distintos. El niño, como explica su madre,  es “normal, blanco y lindo”, mientras que la niña tiene un nevus enorme que cubre dos tercios de su cara. A sus cuatro años, esta niña se somete a cirugía para que los médicos eliminen la piel cuya pigmentación está alterada y le transplanten parte de la piel de su vientre. La pequeña, ajena a las razones de su nevus y asustada, dice que se siente como “un patito feo”.

Fuente: http://www.telecinco.es