Niña peruana tiene 8 años, pero parece de 80

LIMA, PERU.- Ella podría ser la niña más vieja del mundo: a sus ocho años Mariella Tapia ya se quedó sin pelo, tiene la piel arrugada, sufre de artrosis y tiene la vista nublada por cataratas, todo debido a una enfermedad que afecta a uno de cada ocho millones de chicos en el mundo.

Cuando nació, Mariella pesaba lo mismo que cualquier bebé normal, en su caso 3,8 kilos. Pero a los tres meses sus padres empezaron a notar algo extraño: “Nos dimos cuenta de que algo no funcionaba bien, pues vomitaba la leche materna y no ganaba peso”, relató su madre, Kathy de la Cruz, una mujer oriunda de Lima, Perú.

A partir de ese momento, la chica empezó un largo peregrinar por las salas de pediatría de varios hospitales de Lima hasta dar con el doctor Luis Rubio, en el Hospital de la Solidaridad, quien le diagnosticó Progeria, una enfermedad también conocida como “vejez prematura”.

Según el especialista, la condición se debe a una alteración genética que provoca células malogradas que impiden que se produzcan unas nuevas y de buena calidad. Por eso su cuerpo empieza a deteriorarse, sobre todo los huesos, músculos y vasos sanguíneos, tal como informó el sitio peruano La República.

Pero como el cerebro es un órgano que hace más trabajo químico que físico, y además está protegido por el cráneo, los médicos pudieron observar que Mariella tiene la capacidad mental de una chica de 10 años. “Psicológicamente es muy fuerte, habla y se comunica de forma muy coherente”, señaló su médico.

Mariella mide 94 centímetros de altura y pesa unos 10 kilos, cuando otros chicos de su edad miden un metro o más y pesan más del doble. Su capacidad de aprendizaje le permitió pasar del jardín de infantes a la primaria, pero como sus compañeros se burlaban de su aspecto ella misma pidió volver a la guardería a dos meses de empezar las clases.

También existe una diferencia palpable en su vida cotidiana. Mariella vive con su madre, su padre, que es taxista, y sus tres hermanos, Carola, de 12 años, Santiago, de 6, y Adriano, de 14 meses, en una casa ubicada en Villa El Salvador, a las afueras de Lima.

VEJEZ
Se calcula que hay 50 casos conocidos de “vejez prematura” en todo el mundo, y que los chicos que padecen esta condición no pasan los 14 años. “Lamentablemente, ella nunca va a crecer, y tampoco vamos a poder alargar su vida. Si las articulaciones se le inflaman, le daremos medicación contra el dolor”, explicó el doctor Rubio.

“Lo que nosotros podemos hacer -explica Rubio- es darle calidad de vida: está en un programa de controles médicos permanentes como cualquier abuelito: vigilar la presión arterial, las articulaciones, aumentar las dosis de calcio y mejorar su alimentación para que en lo posible pueda reponer sus tejidos”, señaló, al tiempo que recomendó a sus padres darle una dieta alta en carne y proteínas.

CIFRA
Uno de cada 8 millones de niños padecen la enfermedad y se da por una alteración genética.

CIFRA
50 casos conocidos de “vejez prematura” en todo el mundo

Fuente: http://www.tiempo.hn/web2/secciones/internacionales/20893-nina-peruana-tiene-8-anos-pero-parece-de-80.html