Buscan liberar a el último elefante esclavo en Chile: Ramba

ONG’s dan inicio a la campaña que busca hacer efectivo el decomiso de papel de la elefanta Ramba y demandan cumplimiento del Tratado Internacional que protege a esta especie en peligro de extinción Zoológico de Quilpué solicitando la custodia del animal y prepara un hábitat natural para recibirlo.

ONG’s de derechos animales dan inicio a la campaña LIBEREN A RAMBA haciendo entrega en las oficinas del SAG de un informe concluyente respecto de la necesidad y obligatoriedad de retirar del circo y sus dependencias al elefante asiático conocido por todos como RAMBA, decomisado a Joaquín Maluenda, por tenencia ilegal, hace 13 años, para trasladarlo al Zoológico de Quilpué, lugar que ha solicitado la custodia del mamífero.

Desde 1975 Chile es Parte de la Convención CITES, cuyas obligaciones incluyen el deber de decomisar a los animales que provengan del tráfico o contrabando de especies protegidas como los elefantes asiáticos, y reinsertarlos al hábitat natural o, en su defecto, ubicarlos en santuarios o centros de rescate. El elefante en cuestión fue traído a Chile desde Argentina y el documento con que se pretendió engañar al SAG para demostrar la tenencia legal fue una compraventa del animal dentro del giro de un taller mecánico de Mendoza.

Ricardo Cirio, Director de AnimaNaturalis Chile nos explica: “Es así como el año 1997 el SAG sanciona, y con razón, emitiendo una resolución de decomiso pero que nunca se materializó y sólo quedó en el papel. El paquidermo sigue en poder del particular, siendo explotado en los mismos términos que a la época del decomiso. Al tolerar esta irregularidad el Estado de Chile se hace infractor del Tratado que obiga a su inmediato rescate”.

Al no contar Chile con un santuario o centro de rescate de grandes mamíferos, la convención CITES autoriza la entrega en custodia temporal a los zoológicos que puedan ofrecerle lo que una vida de cautiverio itinerante jamás podrá proporcionar.   Destacados académicos, veterinarios, etólogos coinciden en que durante estos 13 años algo no ha variado en la vida de la elefante. El profesional informante, Jefe de Carrera de la UST, veterinario Gonzalo Chávez enfatiza en “el profundo desconocimiento que tienen sus tenedores respecto de las verdaderas necesidades de Ramba.”

El Zoológico de Quilpué cuenta con un staff de profesionales, especialistas en comportamiento y bienestar animal, dirigidos por su Director, Mario Rivas, quien espera poder brindar al elefante asiático la oportunidad de comportarse como tal y de reencontrarse con su especie, a través de Frida, una elefante asiático que en tiempos pretéritos también fue rescatada de una vida de cautiverio itinerante.

“Los elefantes son mamíferos extraordinariamente complejos, se organizan para cuidar a los infantes, tienen rituales mortuorios y están en la lista roja de los animales en peligro de extinción; no es justo mantener en el aislamiento total a un animal maravilloso pudiendo y debiendo intentar su rehabilitación en compañía de otros de su especie, cuestión que hoy sólo es posible en el Zoo de Quilpué”, sentenció Florencia Trujillo Presidenta de Ecópolis.

Fuente: http://www.elciudadano.cl/2010/08/16/buscan-liberar-a-el-ultimo-elefante-esclavo-en-chile-ramba/