Médicos logran reimplantar mano a trabajador que sufrió grave accidente

Foto: Hospital Clínico IST de Viña del Mar, Rogelio Carrasco, de 49 años, había sufrido la amputación de su mano en un accidente laboral.

Un trabajador que sufrió la amputación de su mano durante un accidente laboral pudo recuperar su extremidad tras una exitosa operación de reimplante, efectuada en el Hospital Clínico IST de Viña del Mar.

Se trata de Rogelio Carrasco, de 49 años, cuya mano fue cortada el lunes pasado por una guillotina de metales.

Tras el accidente, el afectado fue trasladado hasta el recinto médico y uno de sus compañeros de trabajo atinó a recoger la mano amputada, que también fue llevada a la urgencia.

Allí, envolvieron la extremidad en compresas estériles y una bolsa plástica y luego la pusieron dentro de un recipiente con hielo, lo que posibilitó su conservación en buenas condiciones, que es un requisito para el éxito del reimplante.

Cinco horas después del accidente, comenzó la compleja operación, que se extendió por  8 horas, en que se suturaron tres arterias, cinco venas y 20 tendones. La intervención culminó con éxito y la mano tuvo nuevamente irrigación.

El Dr. Juan Carlos Uribe, director del hospital clínico, explicó que la cirugía fue posible gracias a que el corte, que se produjo a la altura de la muñeca, fue nítido y claro, condición que no se cumple cuando hay aplastamiento.

En tanto el paciente, quien ha evolucionado positivamente, relató que “pensé que iba a perder la mano. Cuando desperté de la operación y la vi me emocioné mucho”.

El Dr. Uribe señaló que el pronóstico del paciente es optimista y que quedará con una buena movilidad de sus dedos y mano bastante, “y con una sensibilidad que esperamos sea cercana al 80%”, claro que después de 8 meses.

Tras el proceso de rehabilitación, el trabajador incluso podría volver a sus actividades habituales.

Fuente: http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=435890