Confirman la presencia de materia orgánica en Marte

El descubrimiento llega con 30 años de retraso, pero la NASA acaba de verificar que en la superficie del planeta rojo existen trazas de material orgánico. Y decimos que van con retraso, porque hace 3 décadas la sonda Viking fue la que encontró los compuestos que tenían toda la pinta de ser orgánicos, pero lo desecharon por considerar que habían sido traídos desde la Tierra por la propia nave y dejaron de investigar sobre este tema.

Los estudios se han reactivado y prometen incidir en profundidad sobre la posibilidad de que existiera vida en Marte.

En 1976, la sonda Viking llegó a Marte y se dedicó afanosamente a recoger muestras del suelo en busca de la sorpresa de la vida. Por aquellos entonces, descubrió la existencia de una serie de compuestos orgánicos identificados sobre muestras calentadas del suelo marciano: clorometano y diclorometano.

Pero estos compuestos de cloro fueron interpretados en su momento como los posibles productos contaminantes producidos de la limpieza de los fluidos. De esta manera, la NASA perdió todo interés por este tipo de investigaciones al creer que no había presencia de materia orgánica en la superficie de Marte.

Sin embargo, la misión Phoenix, en el año 2008, aterrizó en la superficie marciana y encontró perclorato, la pieza clave para deducir la combustión de materiales orgánicos sobre el suelo marciano y que permitiría afirmar con rotundidad que lo hallado por la Viking hace más de 30 años era realmente materia orgánica y no un producto traído desde la Tierra.

Para confirmar esta nueva teoría, el equipo científico repitió uno de los experimentos de las sonda Viking en el suelo rico en percloratos del desierto de Atacama de Chile, considerado como uno de los lugares más secos de la Tierra y más similares a Marte. Los investigadores descubrieron huellas indicativas de materia orgánica quemada, los mismos compuestos químicos que los científicos del Viking descartaron por considerarlos contaminantes terrestres.

Tampoco hay que echar las campanas al vuelo. Las nuevas evidencias de la existencia de materia orgánica en Marte, no implican que las Viking detectaran vida. Encontrar materia orgánica no es evidencia de vida, o de vida pasada. Sencillamente es evidencia de materia orgánica. Sin embargo, la propia NASA reconoce que si hubieran llegado a esta conclusión hace 30 años, no habrían paralizado las misiones a Marte en busca de nuevos datos sobre los que investigar y mejorar el conocimiento que se posee sobre la química marciana.

Gracias al hallazgo de la Phoenix (la sonda que descubrió agua en Marte), se prepara una nueva misión que buscará con más ahínco la presencia materia orgánica en el suelo, en noviembre próximo. El róver Curiosity (Mars Science Laboratory), porta un analizador que examinará muestras del suelo in situ y se dedicará en cuerpo y antena a la tarea de buscar más materia orgánica y evidencias de la existencia de algún tipo de vida presente o pasada. Se han perdido 30 años de investigación, pero la ciencia ha vuelto a encender los motores para volver a la carga con Marte.

 

Fuente: http://www.prensalatinalasvegas.com/2011-01/07-1531.htm