Hormigas que “jubilan”

Foto: porquequieromas.blogspot.com

Las hormigas cortadoras dejan sus labores a las más jóvenes cuando el tiempo ha deteriorado sus mandíbulas, dedicándose a tareas menos pesadas, según descubieron investigadores de la Universidad de Oregon. “Es la ventaja de un insecto social”, dice uno de los investigadores que lo descubrió.

Las hormigas “jubilan”. Así lo concluyó un estudio de la Universidad de Oregon (EE.UU.) que descubrió que los ejemplares de mayor edad, cuyas mandíbulas se han deteriorado con el tiempo, dejan el trabajo de “cortadoras” y se abocan a mover las hojas cortadas por sus compañeras.

La investigación se centró en las hormigas cortadoras de hojas, que a medida que pasa el tiempo pierden su capacidad de sostener y morder las hojas.

En esa condición, las hormigas más viejas se dedican al transporte, es decir, asumen nuevos roles, dejando el de mayor esfuerzo físico a las más jóvenes.

Según observaron los científicos, las hormigas con sus mandíbulas gastadas que transportaban el material representaban un 10% del total.

“El deterioro de sus mandíbulas es tan grande que una hormiga cortadora debe utilizar más del doble de la energía y del tiempo en cortar hojas que un ejemplar que acaba de salir de la crisálida, cuando es joven y tiene mandíbulas perfectas y afiladas”, explicó a la BBC uno de los investigadores, Robert Schofield.

Según el estudio, en sociedades tan organizados como las de hormigas, cuando su capacidad física decae, los individuos se adaptan y continúan siendo de utilidad para el grupo. “Eso muestra la ventaja de ser un insecto social frente a un insecto solitario. Porque una hormiga que no pudiese usar más sus mandíbulas y fuera solitaria habría muerto”, dijo Schofield.

Fuente: http://radio.uchile.cl/noticias/98381/