Postal de la Pequeña Gigante. 

En 1810 Sudamérica fue destruida
Por un sismo. Esta tierra parecía
Flotar como una nave amarrada
En el muelle de Europa, se hizo
A la mar y dividió los océanos
Es de hay que vienen el atlántico
Y el pacifico. O’higgins y otros
Conspiradores fueron los grandes hombres
De la época. Ellos abolieron la es_
Clavitud, sin lograr jamás destru_
Irlo totalmente.
Desde entonces, en el cielo destella
La estrella de Chile.
Los astrólogos tratan de observarla
Sin jamás llegar a comprenderla
Pero los científicos son unánimes
Ella brilla en el corazón
De los chilenos y da chispas
En los ojos de los niños.

PD.
Yo no como
Yo no hablo
Pero yo escucho la voz de
Pablo Neruda
Como la resaca del mar
Sobre las piedras y me
Alimento de los olores de
La tierra chilena
Estoy con ustedes

La Pequeña Gigante