Etiquetado: India Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • poseidonis 4:21 PM el 21 September, 2011 Permalink | Responder
    Etiquetas: , Amar Mahant, India, , Shiva   

    Lleva 38 años con su brazo levantado 

    Amar Mahant decidió dedicarle su vida al dios Shiva, a principios de la década del 70. Eso lo llevó a renunciar a su empleo y a dejar su vida sociomaterial, como una forma de rendirle culto.  A partir de 1973 decidió emprender un voto bastante particular, sostener su brazo en alto la mayor cantidad de tiempo posible. Tarea que aún no concluye ya que, 38 años más tarde, continúa en esa posición.

    Shiva es una de las principales deidades del hinduismo, y para muchos de sus fieles seguidores Mahant representa un símbolo de paz y disciplina. La forma de honrar al dios levantando el brazo ya fue puesta en práctica por varios de ellos, pero ninguno alcanzó mantenerlo por tanto tiempo. Pero el brazo de este hombre ha enflaquecido desproporcionadamente con el resto del cuerpo, y ha perdido cualquier funcionalidad. (Especial)

    Fuente texto: http://www.lagaceta.com.ar/nota/456271/Tucumanos/Lleva-38-a%C3%B1os-su-brazo-levantado.html

     
  • poseidonis 11:59 PM el 23 August, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , India, Mona, Nueva Delhi,   

    Una mona salva a su cachorro de las garras de un perro salvaje 

    Las calles de Nueva Delhi fueron testigos de una historia realmente curiosa, la protagonizada por una madre mona. Su cachorro se lanzó a la carretera en busca de comida, algo habitual que se puede ver en las calles de la capital de la India. Un ciclomotor atropelló al mono y posteriormente un perro intentó quedarse al pequeño como degustación personal. La madre del bebé mono salió al rescate en un gesto heroico agarrando al canino y propinándole un mordisco.

    La edición digital del Daily Mail se ha hecho eco de una historia realmente curiosa en las calles de Nueva Delhi, la protagonizada por una madre mona. Su cachorro se lanzó a la carretera en busca de comida, algo habitual que se puede ver en las calles de la capital de la India.

    Un ciclomotor atropelló al mono y posteriormente un perro intentó quedarse al pequeño como degustación personal. Parecía una presa fácil para este perro salvaje, pero la madre del bebé mono salió al rescate en un gesto heroico agarrando al canino y propinándole un mordisco. Finalmente logró su objetivo y ahuyentó al perro, que se quedó si cena.

    Las escenas fueron captadas por un fotógrafo que pasaba por allí en el momento del incidente y que posteriormente las subió a Internet.

    Esta especie de primate, conocida como mono indio común, son un espectáculo para los vecinos y turistas que caminan por las calles de Nueva Delhi, que ven como buscan su comida. Al igual que otros animales que viven en un ambiente urbano, corren el riesgo de ser atropellados por vehículos o motocicletas que circulan por las carreteras.

    Sin duda, una nueva muestra de que en el reino animal el vínculo entre una madre y su cría es irrompible.

    Fuentes:                                                                                                            http://www.telecinco.es/informativos/curiosidades/noticia/100025650/Una+mona+salva+a+su+cachorra+de+las+garras+de+un+perro

    http://www.dailymail.co.uk/news/article-1304831/Busy-day-mother-saves-cub-hit-moped-dogs-dinner.html

     
  • poseidonis 6:57 PM el 29 March, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: Bhopal, festival Panguni Uthiram, India, sandalias hechas con clavos   

    Sandalias hechas con clavos 

    Un hombre de la etnia tamil camina con sandalias hechas con clavos en el festival Panguni Uthiram de Bhopal, India.

    Fuente: http://www.bbc.co.uk

     
  • poseidonis 2:34 AM el 26 February, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , Etnias, India,   

    Los nómadas de India 

    Los nómadas de India

    Los 80 millones de itinerantes de India se debaten entre sus tradiciones centenarias y una modernidad que podría privarlos de identidad.

    En su ilustre pasado, los gadulia lohar forjaron las armas de los monarcas hindúes. Hoy, esos mismos herreros acampan en la vecindad de aldeas indias y utilizan chatarra para producir artículos sencillos.

    Un caluroso día de febrero llegué a uno de sus asentamientos en Rajastán, estado del noroeste de India, llevaba barras de jabón como carta de presentación. Al aproximarme, hombres, mujeres y niños me rodearon para arrebatarme la bolsa y hacerla jirones, desparramando el contenido en el suelo.

    Se desató entonces un torbellino de palabrotas y empellones que concluyó con el llanto de, por lo menos, uno de los chicos mayores.

    La desesperación manifiesta en aquella conducta sugería una historia muy compleja sobre los nómadas que han recorrido el subcontinente desde hace cientos o quizá miles de años. Los gadulia lohar (nombre que deriva de los vocablos hindi gaadi y lohar, que significan “carreta” y “herrero”, respectivamente) son tal vez los mejor conocidos, pero hay grupos dedicados al pastoreo, como los rabari, que han adquirido notoriedad en todo el occidente indio debido a sus abultados turbantes y su familiaridad con todo cuanto tenga que ver con los camellos. Algunos clanes son cazadores y recolectores de plantas; otros proporcionan servicios (comercian con sal, predicen la suerte, lanzan conjuros o practican sanaciones ayurvédicas); los más son malabaristas, acróbatas, picapedreros, cuentistas, encantadores de serpientes, curanderos de animales, tatuadores o cesteros. Los antropólogos han identificado casi 500 grupos nómadas en India con un total aproximado de 80 millones de individuos, equivalente a 7 % de una población nacional que excede los 1 000 millones de habitantes.

    Hubo una época en que estos errantes formaron parte de la sociedad india y cohabitaron confortablemente con los aldeanos que vivían a lo largo de sus rutas migratorias anuales. Sin embargo, las actitudes comenzaron a cambiar en el siglo XIX y los administradores británicos terminaron por desacreditarlos como vagos y criminales, sembrando así un prejuicio que ha trascendido la era colonial. La acelerada modernización de India, repleta de centros de llamadas y jóvenes obsesionados con las marcas de lujo, deja poco espacio para baratijas o amaestradores de osos; en tanto, los últimos reductos de la tradición pastoril luchan una batalla perdida frente a la industria y la expansión urbana. Fragmentados por factores como casta, lengua y religión, los nómadas son ignorados por los políticos y, en comparación con otros grupos oprimidos, han cosechado muy pocos beneficios de los programas de bienestar social.

    No obstante, India es una sociedad de estratificación rígida donde la cuna suele ser sinónimo de destino. Y así, migrantes o no, los nómadas del país están unidos por una historia de pobreza y exclusión que continúa en nuestros días: quizá la crisis derechos humanos más grave que se conozca.

    Vía

    Todavía Más:

    Muere el último miembro de una tribu y, con él, una lengua y una cultura

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar