Etiquetado: Leonardo Da Vinci Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • poseidonis 1:28 PM el 24 September, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: El Snowbird, hecho realidad 500 años después, Leonardo Da Vinci, sueño   

    El sueño de Da Vinci, hecho realidad 500 años después 

    La nave 'Snowbird' ha sido diseñada en la Universidad de Toronto.

    Leonardo Da Vinci (1452-1519) fue un adelantado a su tiempo. Como en tantas disciplinas, el genio renacentista también fue un pionero en sector de la aviación y ya en 1485 soñaba con que el hombre pudiera volar. Da Vinci es el autor de uno de los primeros diseños de ornitóptero de tracción humana, un sueño que más de 500 años después se ha convertido en realidad.

    Dibujo de Da Vinci.

    La historia de la aviación ha conocido un nuevo hito gracias a que una aeronave de propulsión humana diseñada por la Universidad de Toronto (Canadá) ha conseguido ser la primera en su clase en realizar un vuelo sostenido.

    Bajo la dirección de Todd Reichert, un candidato a doctorado en Ingeniería del Instituto de Estudios Aeroespaciales (UTIAS) de la Universidad de Toronto, el dispositivo aleteó de forma sostenida moviéndose en el aire durante 19,3 segundos, cubriendo una distancia de 145 metros a una velocidad media de 25,6 kilómetros por hora.

    Según ha divulgado ahora esta universidad canadiense, el equipo del ‘Snowbird’ ha realizado su vuelo récord el pasado 2 de agosto en el Club de Vuelo a Vela de los Grandes Lagos en Tottenham, Ontario, en presencia del vicepresidente de la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), el organismo mundial que rige sobre los deportes aéreos y los registros aeronáuticos del mundo.

    La reclamación oficial como primer vuelo en su clase ha sido presentada en el registro oficial este mes de septiembre, y se espera que la FAI confirme el registro mundial del ornitóptero en su reunión de octubre.

    El nombre de ornitóptero procede del griego y significa ‘con alas (‘ptero) de pájaro (‘ornitos’)’. La nave consigue el empuje necesario del movimiento batiente de sus alas de forma similar a como lo hacen las aves.

    Los ingenieros han tardado siglos en conseguir tal hazaña, desde que Leonardo da Vinci dibujó un ornitóptero de tracción humana en 1485.

    Sólo pesa 43 kilos

    “El Snowbird representa la culminación de un sueño de la aeronáutica antigua”, dice el desarrollador principal y director del proyecto Todd Reichert. “A lo largo de la historia, innumerables hombres y mujeres han soñado con volar como un pájaro por sus propios medios, y cientos , sino miles de personas lo han tratado de lograr. Esto representa ser uno de los últimos de los primeros en la aviación”.

    ‘El Snowbird representa la culminación de un sueño de la aeronáutica antigua’

    El aparato pesa sólo 43 kilos y tiene una envergadura de 32 metros. A pesar de que ésta es comparable a la de un Boeing 737, el Snowbird pesa menos que todas las almohadas a bordo. El piloto Reichert perdió 8 kilos de peso corporal durante el verano pasado para facilitar el vuelo de la aeronave, informa la Universidad de Toronto.

    Con la sostenibilidad en mente, los estudiantes de postgrado de Ingeniería Aeroespacial de UTIAS aprendieron a diseñar y construir estructuras ligeras y eficientes. La investigación también promueve “el uso del cuerpo y del espíritu humano”, dice Reichert.

    En 1903, los hermanos Wright lograron un vuelo similar que duró 12 segundos y recorrió una distancia de 37 metros.

    Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/24/ciencia/1285340955.html

     
  • poseidonis 6:07 AM el 24 March, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: La Última Cena, Leonardo Da Vinci, Más Comida, Profesor Brian Wansink   

    La última cena tiene cada vez más comida 

    Estas versiones incluyen a El Greco, Leonardo Da Vinci, Lucas Cranach el Viejo y Rubens.

    Las porciones retratadas en los platos de las diferentes versiones de “La última cena” han ido aumentando en la misma medida en que ha ido creciendo nuestra propia ingestión de alimentos, afirman los expertos en obesidad.

    Un equipo de la Universidad de Cornell estudió 52 de las más conocidas versiones de la famosa escena bíblica realizadas en unos mil años y analizó el tamaño del festín.

    Lo que encontraron los científicos fue que el menú principal, el pan y los platos puestos delante de Jesús y sus discípulos, han ido aumentando progresivamente hasta llegar a los dos tercios.

    Esto, dicen, es el arte imitando la vida.

    El profesor Brian Wansink, quien, junto a su hermano Craig, dirigió la investigación, publicada en el Informe Internacional sobre la Obesidad, dijo: “Los últimos mil años han presenciado un enorme crecimiento en la producción, disponibilidad, seguridad, abundancia y posibilidad de compra del alimento”.

    “Creemos que, en la medida en que el arte imita la vida, estos cambios se han reflejado en las pinturas de la más famosa cena de la historia”.

    Aprendizaje gradual

    El doctor Wansink dice que el hallazgo indica que el fenómeno de servir cada vez mayores porciones, en platos cada vez más grandes, ha venido ocurriendo gradualmente a lo largo del milenio.

    El equipo utilizó tecnología de diseño mediante computador para calcular las medidas relativas de las pinturas, sin importar su orientación.

    Estas versiones incluyen a El Greco, Leonardo Da Vinci, Lucas Cranach el Viejo y Rubens.

    Con la suposición de que el ancho de una barra de pan promedio de la época debería ser dos veces el del promedio de la cabeza de un discípulo, los investigadores midieron el tamaño de los platos de la tarde de Pascua.

    Tamaño grande

    Las comidas principales crecieron un 69% y el tamaño de los platos un 66% entre la versión más antigua (realizada en el año 1000 de nuestra era) y las más recientes, pinturas de 1700. El pan creció en un 23%.

    Los mayores aumentos se verificaron en pinturas terminadas después de 1500 y hasta 1900.

    Este aumento enorme del tamaño ha alterado nuestra percepción de lo normal

    Charlene Shoneye, dietista

    Craig Wansink, profesor de estudios religiosos, dice que los cambios en el tamaño de las porciones es, probablemente, más un reflejo de la cultura que de la teología.

    “No hay una razón religiosa que explique por qué las comidas se han vuelto más abundantes. Puede ser que las comidas hayan crecido realmente o que la gente se haya interesado más en el alimento.

    ¿A quién puede extrañar?

    Charlene Shoneye, dietista con especialidad en obesidad para la organización de beneficencia “Weight Concern”, expresó: “No estoy para nada sorprendida con estas conclusiones porque el tamaño de nuestras propias porciones y nuestros propios platos ha aumentado.

    “Hace veinte años, por ejemplo, muchas de las papas fritas venían en paquetes de veinte gramos. Ahora vienen en paquetes de 30, 50 y hasta 60 gramos. Y nos seguimos comiendo el paquete entero.

    “Este aumento enorme del tamaño ha alterado nuestra percepción de lo normal”.

    Sin embargo, agregó que no es demasiado tarde para revertir la tendencia y que los individuos, la sociedad y la industria alimentaria deberían considerar porciones más pequeñas.

    “Parte del problema es el tipo de alimento que ha aumentado de tamaño. Las porciones de fruta, de verduras y ensaladas no han crecido. Deberían constituir un tercio de nuestro plato, con los otros dos tercios reservados para las proteínas y las féculas”.

    Vía

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar