Etiquetado: Science Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • poseidonis 4:46 PM el 15 September, 2011 Permalink | Responder
    Etiquetas: , Alberta, Canadá, conservadas en ámbar, , Plumas de dinosaurio, revista Science, Science   

    Plumas de dinosaurio conservadas en ámbar 

    Fragmento aislado de una pluma conservada en ámbar (de la colección de plumas de dinosaurios y de aves primitivas de Alberta, Canadá), en la que la distribución de pigmentos sugiere un color gris o negro.- SCIENCE / AAAS

    16 segmentos de pluma, conservados en ámbar (de Alberta, Canadá), de hace entre 70 y 85 millones de años.- SCIENCE / AAAS

    Los huesos de dinosaurios abundan en el registro fósil mundial, pero mucho más escasa es la información directa del plumaje que cubría el cuerpo de muchos de ellos. De ahí la importancia de un tesoro descubierto ahora de plumas de dinosaurios y de aves conservadas en ámbar, procedente de Alberta (Canadá), y con una antigüedad comprendida entre 70 y 85 millones de años (los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones). El hallazgo ofrece una oportunidad única para los científicos de conocer la estructura e incluso el aspecto cromático de aquellos dinosaurios, que tendrían plumaje de colores difusos (marrones, grisáceos, negros…) similares a aves actuales, con plumas moteadas y translucidas.

    Además del interés que tiene la coloración de los dinosaurios, el hallazgo del ámbar de Alberta, permite a los investigadores examinar la morfología y la función de sus plumas, así como conocer mejor su evolución. “El plumaje especializado para el vuelo y para la natación subacuática había evolucionado ya en la aves del Cretácico superior”, escriben Ryan C. McKellar (Universidad de Alberta) y sus colegas en la revista Science.

    Estos científicos han descubierto 11 especímenes de plumas o protoplumas en el análisis de más de 4.000 piezas de ámbar recuperadas en la zona del lago Grassy (Alberta) que forman parte de las colecciones del Museo Royal Tyrell de Paleontología y de la Universidad de Alberta. Los especímenes abarcan cuatro fases distintas de evolución de las plumas, incluidos filamentos similares a las protoplumas de dinosaurios no avianos que se desconocen en las aves modernas, a la vez que plumas ya mucho más complejas y parecidas a las actuales. Pero McKellar y sus colegas reconocen que no hay posibilidad de asociar los fragmentos conservados en ámbar con especies concretas de dinosaurios o de aves, ni siquiera pueden determinar qué plumas son de unos o de otras, aunque identifican claramente filamentos y estructuras que son muy similares a las improntas descubiertas en fósiles de dinosaurios de otros yacimientos.

    En un análisis del descubrimiento, el especialista Mark A. Norell (Museo Americano de Historia Natural, Nueva York) recuerda que en los últimos años se está avanzando mucho en la investigación del color de los dinosaurios, incluso con análisis de fósiles, si están excepcionalmente bien conservados, porque en algunos casos es posible identificar la forma de las células de pigmento que se pueden comparar con las de animales

    Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Plumas/dinosaurio/conservadas/ambar/elpepusoccie/20110915elpepusoc_24/Tes

    http://www.history.com/news/2011/09/15/feathers-in-amber-shed-light-on-dinosaur-plumage/?cmpid=Social_Facebook_IceRoadTruckers_09152011_3

     
  • poseidonis 6:04 AM el 14 February, 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: Astrónomos, CDMS, , Energia Oscura, Materia oscura, , Partículas Subatómicas, Science, , WIMP   

    Posibles señales de materia oscura 

    Se cree que 70% del cosmos está formado de energía oscura, y de ésta, 25% es materia oscura.

    Científicos en Estados Unidos afirman haber detectado dos señales que podrían indicar la presencia de materia oscura.

    Las posibilidades de encontrar la elusiva materia, sin embargo, no son muy altas, afirman los investigadores en la revista Science.

    Según los científicos, la probabilidad estadística de una detección de materia oscura es de sólo un 23%.

    Pero si se confirma, sería la primera vez que se obtiene evidencia de la existencia de esta materia que rodea al universo.

    Se cree que la materia ordinaria -gas, estrellas, planetas y galaxias- forman menos del 5% del universo.

    El resto es desconocido.

    Los astrónomos creen que 70% de esta materia es “energía oscura”, un fenómeno hipotético que afecta el ritmo con el cual se expande el universo.

    Y el 25% restante es “materia oscura”.

    Los científicos describen a la materia oscura como “el andamio gravitacional que causa que la materia normal se fusione para formar las galaxias que conocemos hoy”.

    Algunas teorías plantean que la materia oscura está formada por partículas subatómicas llamadas WIMP (siglas en inglés de Partículas Masivas Débilmente Interactivas).

    Búsqueda de WIMP

    Desde 2003 un equipo de investigadores de varias universidades e institutos de Estados Unidos trabaja en un laboratorio subterráneo en Minnesota intentando detectar estas WIMP.

    Algunos científicos creen que la materia oscura está formada de partículas subatómicas llamadas WIMP.

    Y ahora están desarrollando un experimento más sofisticado llamado Búsqueda Criogénica de Materia Oscura (CDMS).

    “Es una situación muy delicada”, afirma la profesora Jodi Cooley, de la Universidad Metodista del Sur, en Dallas, quien dirige la investigación.

    “En cierta forma creo que hasta ahora hemos tenido poca suerte”.

    “Porque no sabemos si obtuvimos una fluctuación estadística de fondo o quizás estas dos señales son evidencia de materia oscura pero no logramos obtener suficientes eventos para estar seguros de que es así”, explica la investigadora.

    “Y ni podemos descartarlos como señales, ni podemos concluir que son realmente una señal”, agrega.

    ¿Imposible?

    Los científicos creen que las partículas WIMP tienen una masa similar al núcleo que da a cada átomo la mayoría de su masa, pero se piensa que éstas “rebotan” en lugar de interactuar con cualquier otra materia.

    Y por esta razón quizás sería imposible encontrar a las partículas.

    Ahora, sin embargo, los detectores del experimento CDMS están diseñados para descubrir la pequeñísima cantidad de energía que las WIMP dejan tras de sí a medida que se esparcen, el único indicio que podría quedar de ellas.

    Otros científicos argumentan que la materia oscura consiste de materia ordinaria, pero que esta materia -que se conoce como Objetos Astrofísicos Masivos de Halo Compacto o MACHOS- irradian muy poca o nada de luz.

    La profesora Cooley espera que el nuevo experimento que está siendo desarrollado acelere la búsqueda de evidencia de materia oscura y ponga fin al misterio de 50 años de la elusiva materia oscura.

    “Es un momento muy emocionante en este campo”, afirma la investigadora.

    Vía

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar