Un equipo de científicos insiste: el yeti existe y vive en Siberia

Una expedición halla sus pelos, huellas y su cama

Otros expertos sostienen que también vive en el Himalaya y América del Norte

Un grupo de científicos y entusiastas del abominable hombre las nieves insisten en su existencia. Aseguran estos exploradores, reunidos en Rusia, que el yeti habita en Siberia y que tienen evidencias que lo prueban en un 95%. Entre estas muestras lo que creen que son sus pelos y una cama.Más de una docena de científicos y entusiastas del yate, venidos desde Canadá, Estados Unidos, Estonia y Suecia se han dado cita en una conferencia celebrada en la ciudad de Tashtagol, a unos 2.000 kilómetros al este de Moscú. Los expertos locales no han podido hallar evidencias recientes de la existencia del admirado hombre de las nieves.

En una expedición de dos días por la región de Azassky y Karatag, los científicos “reunieron pruebas irrefutables” de la existencia del metí, según emitió en un comunicado el gobierno de Kemerovo. El científico ruso Anatoly Fokin asegura que halló pelos que podrían pertenecer al yeti. Los científicos hallaron huellas y una cama entre otras pistas.

“Los científicos participantes en la conferencia llegaron a al conclusión de que las evidencias encontradas prueban en un 95% que el yeti habita en la región rusa de Kemerovo”, dice el comunicado.

“Yo se que existen, yo los veo cada día”, ha narrado una participante en la conferencia al diario The Guardian desde Tashtagol. Esta mujer dice que el yeti que vive en el estado de Michicgan tiene una familia de 10 miembros.

Y es que el yeti, según estos expertos, también vive en el Himalaya y en América del Norte, donde se le conoce como Bigfoot. John Binderangel, un biólogo canadiense que lleva 30 años estudiando al hombre de las nieves, dice que la expedición de Siberia ha ofrecido una prueba más de su existencia.

El Gobierno de Kemerovo ha emprendido una serie de acciones encaminadas a impulsar la región como un lugar habitado por el yeti.

Fuente: http://www.telecinco.es/informativos/curiosidades/noticia/105122964/Un+equipo+de+cientificos+insiste+el+yeti+existe+y+vive+en+Siberia

La existencia del “Yeti” es “irrefutable”

La reunión -que contó con la asistencia de científicos de siete países- se celebró en la región de Tashtagol, Rusia y tuvo como invitado de honor al boxeador peso pesado Nikolai Valuyev.

“No tengo dudas: en esta región hay Yetis”, señaló el corpulento deportista tras buscar personalmente a la legendaria criatura en las montañas de la región de Kemerovo, sin éxito. Antes, a mediados de septiembre, cuando el deportista recién emprendía la expedición, aseguró a la prensa: “Dudo que el ‘Yeti’ vaya a salir a la carretera a detener nuestro camión con los brazos abiertos. Pero si veo algo, se los haré saber”, concluyó.

Los investigadores del “Yeti” -mejor conocido como el “Abominable Hombre de las Nieves”- exigieron a la sociedad y a los medios de comunicación que el tema “se tome más en serio”.

Según las autoridades siberianas, fueron halladas marcas con las que el “Yeti” delimita su territorio de caza, además de huellas de pisadas e incluso “posible” pelo. Los hallazgos se analizarán en un laboratorio.

En 2009, cazadores locales fueron testigos de lo que describieron como “peludas criaturas humanoides” cerca de la Cueva de Azass, en el Mon­te Shoriya, Siberia.

Fuente: http://www.publimetro.cl/nota/vida/la-existencia-del-yeti-es-irrefutable/xIQkjl!YjCJU1bk8opE/

Existencia de “Yeti” o “Pie grande” sería demostrada con DNA, aseguran en Siberia

En Rusia sometieron al análisis de ADN los restos de “Zana”, el nombre que se dio a la hembra “yeti” capturada por los aborígenes caucasianos de Abjasia en el siglo XIX

El anuncio de un análisis de ADN de presuntas partes de descendientes del “hombre de las nieves”, conocido como “Pie Grande” en Alaska y “Yeti”, fue dado a conocer en una conferencia internacional científica de humanoideología luego de un encuentro organizado el mes de octubre en Siberia a más de 3.000 Km al este de Moscú, por el Gobernadorde Kemeronobo, Alan Tuleyev y el científico ruso Igor Butsev del Centro de Humanoideología de Moscú.

Se sometieron al análisis de ADN los restos de descendientes de “Zana”, el nombre que se dio a la hembra “yeti” capturada por los aborígenes caucasianos de Abjasia en el siglo XIX, informó la voz de Rusia el 10 de octubre luego de entrevistar a Butsev.

Los científicos además aseguran haber encontrado pruebas irrefutables como huellas y pelos. La expedición reunió estudiosos provenientes de Rusia, Estados Unidos, Canadá, China, Mongolia y Suecia.

El análisis del ADN de descendentes del hombre de las nieves dio resultados importantes de su afinidad genética al Homo sapiens, expresaron los organizadores de la conferencia.

Los resultados de las muestras de ADN y los otros descubrimientos serán publicados en una revista científica y será según expresaron un paso adelante para el reconocimiento de la ciencia oficial, agrega La Voz de Rusia. Hasta el momento la comunidad científica se mantiene dividida y renuente en aceptar a los testimonios.

En una cueva vimos varias señales que mostraron claramente que por allí pasó nuestro amigo, el Yeti“, afirmó Igor Burtsev, el Director de la Expedición y del Centro Internacional de Hominología, informó el Portal de sus estudios.

Burtsev también sostiene que es probable que la población de estos homínidos haya aumentado en un 300%, y que por primera vez se darán públicas las pruebas, fotos, vídeos y grabaciones de sonidos y del habla del hombre de las nieves.

“Durante más de 40 años me dedico al estudio del llamado hombre de las nieves, y en este tiempo se han reunido materiales de sobra que comprueban su existencia, explica Burtsev en una entrevista a la radioemisora rusa, y aclara sobre las investigaciones previas.

“El zoólogo francés Hevelmans, fundador de la criptozoología, en 1968 estudió en EEUU el cadáver de uno de tales seres junto con el conocido zoólogo Ivan Sanderson, pero, al aparecer esta noticia en la prensa, el cadáver desapareció sin rastro”, agrega Burtsev.

En Francia, en 1997, fue presentado un cadáver congelado de un hombre de las nieves real, de 2 metros y 60 centímetros de estatura. También desapareció en circunstancias enigmáticas”, sostuvo Burtsev para La Voz de Rusia.

“Durante varios años observamos los Pie Grande y grabamos todos los fragmentos sonoros posibles vinculados a ellos”, al referirse a las grabaciones vocales que fueron presentadas en la conferencia.

“El conocido especialista en descodificación de sonidos Ronald Morhed llegó a una conclusión unívoca de que los Pie Grande tienen habla articulada. Es una prueba más de que dichos seres son humanoides, dijo a nuestra emisora el propio Ronald Morhed”, informó La Voz de Rusia.

De acuerdo con el científico Igor Dmitrievich, los  encuentros con los gigantes peludos se han registrado Altai, Yakutia y Komi, Bashkiria, Chelyabinsk, Perm, Arkhangelsk, Murmansk, Saratov, y en San Petersburgo en las regiones de Kaluga, según el sitio de estudios de hominología (humaneología), dirigido por el científico de Moscú, Igor Burtsev

En la región de Kirov, no sólo han visto el Yeti. Ellos encontraron rastros de su actividad característica – la misteriosa estructura de madera en forma de pirámides y cabañas, publica Hominlogía.

En uno de tantos testimonios publicados durante los últimos años por Humanología, el jefe de Tashtagol, localidad a 450 km de Kemerovo, Vladimir Makuta, vio a una de estas criaturas e informó a los cazadores; en ese momento ya estaban 12 informes similares de los residentes locales.

Artículo original de <a href=”http://www.lagranepoca.com/existencia-de-yeti-o-pie-grande-seria-demostrada-con-dna-aseguran-en-siberia”>lagranepoca.com</a&gt;

El Yeti existe, o eso dicen

Una expedición internacional al sur de Siberia dice que ha encontrado pruebas que muestran la existencia del Yeti en un 95%. Las historias sobre el hombre de las nieves llevan asustando y fascinando en muchas partes del mundo desde tiempos inmemoriales.

Para muchos el Yeti es un mito, pero algunos científicos afirman que es real. De hecho, personas de una veintena de países entre ellos EE.UU., China, Australia y Rusia, aseguran haberlo visto, aunque nunca se ha podido demostrar su existencia.

Igor Burtsev, un científico ruso que ha estado buscando homínidos prehistóricos desde hace más de cuarenta años y participó en la expedición, está seguro de que Bigfoot o Pié Grande, otro de los nombres con el que se conoce al Yeti, es de carne y hueso.

“Hemos encontrado buenas evidencias del Yeti en nuestra región”, dijo a BBC Mundo Igor Burtsev, quien es también director del Centro Internacional de Hominología.

El lecho estaba hecho de una capa gruesa de hierba. Tenía una longitud de aproximadamente tres metros de largo y un metro de ancho. Yo me tumbe en el, y era muy cómodo y suave”

Igor Burtsev, director del Centro Internacional de Homología

Evidencias materiales

Hay quienes afirman que estos huesos encontrados en un monasterio del Tibet en los años 50, pertenecían a un Yeti.

El experto explicó que durante la expedición a la cueva de la región de Azásskaya en Kémerovo, hallaron pelos, huellas, unas extrañas construcciones piramidales de troncos y ramas – a veces de tres o cuatro metros de altura, a veces de sólo 30 cm- y un lecho.

“El lecho estaba hecho de una capa gruesa de hierba. Tenía una longitud de aproximadamente tres metros de largo y un metro de ancho. Yo me tumbe en el, y era muy cómodo y suave”, dijo.

Pero a pesar de haber encontrado pruebas de su existencia, el científico ruso reconoció que nunca ha visto un Yeti.

“No les gusta ser vistos o fotografiados y viven en lugares remotos, lejos de las personas”, dijo Burtsev, “además tienen telepatía. Sienten la intensidad con la que las personas les quieren ver por lo que se esconden o desaparecen del lugar”, añadió.

El eslabón perdido

Según Burtsev, por lo general los yetis viven en familias donde hay un varón, una hembra, y uno o dos hijos.

“(El Yeti) es el eslabón perdido entre el hombre de Neandertal y los seres humanos modernos”

Igor Burtsev, directos del Centro Internacional de Hominología

A la pregunta de cuántas criaturas viven en la zona, el experto contestó que podría haber alrededor de 12 o 15 yetis viviendo en la región.

Según una de las hipótesis, es un homínido relicto, es decir, mamífero que pertenece al orden de los primates y al género del hombre y que se conservó hasta nuestros días desde los tiempos de nuestros antepasados.

Se cree que es más robusto que un hombre, tiene las manos alargadas, el cuello corto, su cuerpo está cubierto de pelo y camina erguido sobre dos pies, pero también es capaz de trepar por los árboles.

El científico ruso no dudó en decir que el Yeti, también conocido como Sasquatch, es el eslabón perdido entre el hombre de Neandertal y los seres humanos modernos.

Sin dar una fecha exacta, el experto dijo que pronto será capaz de demostrar esta afirmación.

No obstante para muchos escépticos, el Yeti sólo es una invención como el monstruo del lago Ness en Escocia, para atraer turistas.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/10/111011_yeti_pruebas_existe_il.shtml

La existencia del Yeti es “irrefutable”

Yeti en Siberia

El Yeti existe y vive en Siberia

El ‘yeti’ existe y habita en Siberia